¡Un compendio de curiosidades sobre árboles, madera y mucho más!

Los árboles son los organismos más longevos de la Tierra. De hecho, el árbol más antiguo del mundo todavía vivo, se encuentra cerca de Nevada, en Estados Unidos; se calcula que ya tiene más de 4,843 años

Según un estudio científico, si todos los lectores que compran el New York Times en papel dejaran de hacerlo se evitaría la tala de 75.000 árboles anuales.

Una hectárea de bosque da anualmente 6 toneladas de madera.

Los árboles viven un promedio de 8 años en las ciudades; probablemente la diferencia de vida se vea condicionada por la contaminación y un subsuelo menos rico y variado que del que gozan los árboles al aire libre.

El árbol más alto del mundo está creciendo en los Estados Unidos y tiesequoia-tree-53188_640ne 112 metros de altura, 9 metros de diámetro, y la edad de más de 2.000 años.

El árbol más grueso del mundo es el Baobab; tiene forma de botella y tienen un diámetro de más de 10 metros. Algunos han llegado a vivir hasta 4.000 años.

Los árboles ayudan a frenar el efecto invernadero, aunque la cantidad de árboles destruidos disminuyen esa capacidad.

Venecia está construida sobre pilares de Alerce Siberiano, una curiosa variedad que prácticamente no se pudre en el agua y que también es particularmente resistente a las heladas y los climas extremos.

Se calcula que árbol maduro podría dar abasto de oxígeno como el que consumirían dos personas durante todo un año. Un árbol produce cerca de 113 kg de oxígeno al año.

El abedul, cuyo nombre científico es betula pendula, da ni más ni menos que hasta un millón de semillas por año.

Durante la Segunda Guerra Mundial las pequeñas estatuas de los Oscar se hicieron de madera, con el fin de ahorrar metal, que se destinaba mayormente en la producción de armamento.

El árbol parásito en realidad carece de raíces y se junta a otro para poder así obtener los nutrientes.

Cada árbol de tamaño mediano ahorra cerca de 7 millones inversiones al medio ambiente al año, incluyendo la conservación de energía y reducción de contaminación ambiental.

A lo largo de toda su vida un árbol puede llegar a absorber una tonelada de dióxido de carbono.

El árbol más grande del mundo es la sequoiadendron giganteum. Este árbol pertenece la familia de las Cupresáceas (Taxodiaceae) y se encuentran principalmente en algunas zonas de los Estados Unidos, aunque su cultivo se ha extendido a muchas otras partes del mundo.

Deja una Respuesta

uso y política de privacidad


Place your text here